Miguel Moreno y Chema Urraca, los dos MVP en la trastienda del Cocinas.com: cuando lo fundamental es la prevención

El desarrollo de la temporada de todo club va mucho más allá de la disputa de partidos y entrenamientos. Además de todo lo que envuelve la faceta extradeportiva (social, económica…), el otro pilar fundamental que explica una planificación y los resultados sobre la pista está en el apartado puramente físico y médico. En el Cocinas.com este aspecto está en las mejores manos: el doctor Chema Urraca y los fisioterapeutas Miguel Moreno e Idoya Velar son ya parte de la familia del Club y una explicación con mucho peso sobre la buena evolución del equipo cada temporada.

Esta campaña, o mejor dicho, la primera parte de la misma, ha sido tan complicada como atípica. Cuatro lesiones importantes fortuitas e imprevistas de Chema GonzálezBorja ArévaloSean Ogirri y Alfredo Ott han obligado a amplios periodos de baja y lastrado la marcha del equipo. Por otro lado, numerosos percances de menor gravedad han afectado a prácticamente toda la plantilla. “Ha sido el peor año de todos, con un gran número de lesiones y de mayor gravedad, la mayoría de ellas fortuitas. Tendremos que hacer un estudio a final de temporada y ver qué podemos hacer para que no se repita”, explica Chema Urraca. Todo ello ha conformado una etapa que ha sido motivo de preocupación y que ya parece superada en esta segunda vuelta, donde se está viendo la mejor versión del equipo y, consecuentemente mejor ambiente en el Centro Fisioterapita Las Gaunas en la plaza Joan Miró, donde cada día son varios los jugadores que acuden para tratar dolencias, trabajar en la prevención de lesiones o seguir un programa de recuperación.

Allí siempre hay risas y bromas, como las típicas de principio de temporada donde alguno de los recién llegados tuvo que digerir cómo le sustraían las llaves de su coche mientras estaba en consulta y se lo llevaban a otro lugar, con el siguiente sofoco (y risas del resto). En este momento, los habituales de la consulta sonZimmy Nwogbo, que trabaja para recuperar su rodilla, Chema González y José Coego, a los que se les trata de  sus respectivas lesiones en el pie de principio de temporada. Otros asiduos son Jakub Kudlacek y Alfredo Ott, que trabajan en la prevención de lesiones y comienzan ahora con el chaleco de electroestimulación. En el lado opuesto apenas pasan por allí los que han sido jugadores con menor número de lesiones; Mike CarlsonÁlvaro Lobo y el capitánAlberto Ruíz de Galarreta, “que no lo verás nunca, especialmente si pierde el Real Madrid” apunta Miguel Moreno.

“Un equipo bastante físico”

Chema y Miguel definen al actual Cocinas.com como un equipo “bastante físico, joven y atlético, que ha aguantado un ritmo de entrenamiento muy alto”. Veteranos como Coego o Galarreta  “están físicamente muy bien porque se cuidan y se preocupan mucho en este aspecto”. En el aspecto físico consideran “que este año hemos tenido suerte, son todos muy profesionales, igual alguno más vaguete y otros, al contrario, hay que frenarlos. Muchas veces el jugador no quiere dejar de trabajar porque cree que así volverá antes y hay que concienciarlos de que el descanso forma parte del entrenamiento y es clave para la buena condición física”.

La planificación de cada temporada implica a más gente que Chema, Miguel o el propio Fernando Ceña, delegado y preparador físico: Idoya Velar colabora también como fisioterapeuta en viajes y vestuario, el podólogo Óscar Santolaya realiza estudios de la pisada y Roberto Molina también colabora como profesional de la recuperacion física. La preparación empieza ya desde el verano: “Cuando se valora la posibilidad del fichaje de un jugador lo primero que se hace es estudiar el historial médico y de lesiones musculoesqueléticas. Con todos estos datos se ayuda al club a decidir la idoneidad del contrato. Alguna vez hemos desaconsejado el fichaje de algún jugador.” comenta Miguel. Una vez confeccionada la plantilla, Chema les realiza un reconocimiento médico-deportivo con prueba de esfuerzo. Una vez que lo superan, es Miguel el que les hace un estudio de articulaciones, muscular y tendinoso, con valoración ecoestructural de los principales tendones y articulaciones y del estado de las lesiones anteriores. También se incluyen estudios de la marcha, tensiomiografía, con lo que se observan las propiedades contrácticles de la musculatura, las debilidades, la velocidad reacción… “Con todo esto se planifica la preparación física para toda la temporada. Hay jugadores en los que hay que fortalecer de forma específica una región muscular u otra en función de los datos obtenidos”.

A partir de ahí, el desarrollo de la temporada requiere de una labor de coordinación con lo que plantean desde el lado deportivo los entrenadores Antonio Pérez yRubén Vázquez. En el día a día, “lo más frecuente son las sobrecargas musculares, tendinopatías, tendiditis, esguinces…aunque este año ha habido un mayor número de sobrecargas”, explica Chema sobre una campaña atípica, “donde la carga de trabajo en la primera vuelta ha sido espectacular” debido a los diferentes accidentes imprevistos que han dado lugar a lesiones. Ahí el trabajo de los jóvenes jugadores del Natural Rioja Vintage ha sido fundamental: “Jugadores comoCristian GarcíaBrais Gago y Alex Reyes que ya se ha asentado en el primer equipo o Dani GarcíaJorge Martín… han doblado una gran cantidad de entrenamientos incrementando la calidad de estos. Otras temporadas Jesús Sala no podía contar ni  con diez jugadores en muchas sesiones de entrenamiento, en cambio este año sí los ha habido, por ello el trabajo de los más jóvenes ha sido tan importante”, aseguran Chema y Miguel.

Desde 2004

Chema Urraca ya colaboró con el Clavijo en el año 2004, el de la consecución de la primera Copa LEB Plata, mientras que Miguel Moreno debutó más tarde. Por sus manos han pasado decenas de jugadores, y con ellos un montón de historias. “Si tenemos que destacar a alguien, diferente al resto de jugadores es aSidao tanto en la pista como fuera de ella; nos daba muchísima guerra”, recuerdan entre risas. También salen otros nombres: “Stevie Johnson también era muy peculiar, un jugador muy muy físico que había que vigilar. Matt Witt era un base atípico, con unos bíceps que eran como las piernas de otros. Patrick Hilliman también era un gran atleta”. Aparece otro nombre no tan lejano, el del gran capitán: “Juan Herrero es el que más tiempo ha estado en Logroño y es de los que menos ha pasado por aquí, entrenaba siempre al máximo y es de los jugadores más profesionales que hemos tenido”. Y por supuesto, Borja Arévalo: “Es un jugador ejemplar por su trabajo, siempre trabajando a tope desde pequeño, también en verano”.

Por un momento, echan la vista atrás y eligen su quinteto favorito: “David Mediano, Borja Arévalo, Alfredo Ott, Juan Herrero e… Idoya Velar que hace el trabajo en el vestuario, en los viajes, su labor está más en la sombra pero es fundamental, si nos faltase ella no sabríamos qué hacer los demás”.

Una primera vuelta de infortunios

No se recuerda en Logroño una hilera de infortunios como la que vivió el Cocinas.com en la primera vuelta: un jugador llamado a ser clave como Sean Ogirri apenas jugó 5 partidos y nunca al 100%, mientras que otros dos pilares básicos como Chema González y Alfredo Ott solo coincidieron en dos partidos en toda la primera vuelta.

Toca hacer recuento: “Chema González tuvo una herida en los dedos de la mano derecha en Vitoria, en un lance de juego en el primer amistoso contra Araberri. Cuando se recuperaba de ella tuvo una fractura de estrés en el quinto metatarsiano. Tres meses parado y después jugando con un tornillo de 8 centímetros toda la temporada, siempre con dolor”. El siguiente fue Borja Arévalo, también en pretemporada, “en una mala pisada sufrió una lesión de ligamento cruzado anterior, que ha costado recuperar”, una circunstancia agravada por el retraso de Sean Ogirri en llegar, ya con la liga iniciada, dejando al equipo huérfano de directores de juego. Y aún hubo más, porque el dominicano también se lesionó nada más llegar: “Vino fuera de forma y cuando estaba empezando sufrió una rotura de menisco por la que tuvo que ser intervenido y estuvo fuera hasta el último partido de la primera vuelta. Justo cuando se recuperó tuvo que dejar el equipo por un problema familiar”. No hay que olvidar tampoco la situación de José Coego, “que venía tocado de la lesión que tuvo la temporada anterior y se le dio el alta para el inicio de pretemporada. Su lesión en el pie es de la que cuesta recuperar y tuvo que entrenar muchos días con dolor”. No acaba ahí, ya que Alfredo Ott en un lace fortuito del partido ante Ford Burgos en el Palacio, sufrió una fascitis plantar que le hizo perder varios partidos. Todo ello forma cúmulo de contrariedades que durante la primera vuelta lastraron de forma importante al equipo que, ahora al fin, ya con todos en buena dinámica, vuelve a ofrecer su mejor versión.

Notice: Undefined variable: str in /var/www/vhosts/cbclavijo.es/httpdocs/wp-content/themes/clavijo/library/galleries.php on line 99

Comentarios

Deja tu comentario