Historia

CB CLAVIJO: 44 AÑOS PERSIGUIENDO SUEÑOS

NACIMIENTO Y EL (FALLIDO) PRIMER ASALTO: 1967-1986

Como prácticamente todo en el mundo del deporte de equipo, todo proyecto, idea y empresa nacen desde la humilde ilusión de no más de un pequeño puñado de entusiastas dispuestos a dar forma a sus sueños desde el más hondo desinterés.

El año 1967 es el que fija la señal de salida del Club Baloncesto Clavijo, un proyecto de club nacido del ánimo de un grupo de entusiastas del baloncesto, en una época donde este deporte en la entonces provincia de Logroño era una cuestión básicamente amateur. Aquellos primeros años el club militó en diferentes categorías regionales e interregionales, con anécdotas como los destacados duelos vecinales ante el Baskonia de Vitoria (actual Caja Laboral de ACB), o la presencia de nombres hoy conocidos, entre los que resalta el de Manolo de Miguel, entonces jugador, y con los años entrenador, directivo, presidente y presidente de honor desde julio de 2011.

El primer apunte para la modesta historia del CB Clavijo llegó en la temporada 1977-1978, con el logro del ascenso a Segunda División (equivalente a la Adecco LEB Plata actual). Fue a partir de aquella época cuando inició la estrecha y hoy todavía existente colaboración del club con Caja Rioja, para dar paso a varios años de crecimiento ininterrumpido, plantillas ilusionantes y excelente salud siempre en las gradas de Lobete.

La culminación de aquella etapa llegó en 1986 y 1987, en una situación muy similar a la que el club ha vivido en su historia más reciente: la disputa del play off de ascenso, en dos ocasiones, a Primera B, la antesala de la ACB. Los planteles de aquel entonces estaban plagados de nombres importantes, como Roberto Gómez, Cabezudo, Ángel Aranda o los hermanos Ramos. Los dirigentes de entonces, como el presidente Miguel Sagarribay, recuerdan cómo hubo que ir casi de ‘puerta en puerta’ pidiendo apoyos económicos para poder acometer los gastos de aquellos viajes de play off, a Vigo primero y a Badajoz después. En aquella ocasión, sin embargo, las ilusiones se vieron truncadas en la cancha, y el Clavijo cerró la década de los 80 con una vuelta temporal al anonimato regional.

VUELTA AL CAMINO DEL CRECIMIENTO: LOS AÑOS 90

Logroño se adentró en la última década del siglo XX con una bulliciosa cantera de baloncestistas, pero sin un referente de mayor proyección a escala regional y nacional. Con el apoyo de las principales canteras y escuelas de baloncesto de la ciudad (Bretón de los Herreros, D’Elhuyar y, sobre todo, Maristas), y nuevamente de Caja Rioja, se volvió a dar vida al proyecto del Club Baloncesto Clavijo, en letargo durante algunos años.

Hubo que esperar al final de la década para culminar de nuevo un ascenso de calado: Primera División Interautonómica, en la temporada 99/00. El primer paso, aún modesto, del proyecto que se ha desarrollado ampliamente durante el siglo XXI, primero con la llegada a la liga EBA, luego a LEB Plata, y finalmente a LEB Oro.

LA LLEGADA A LA LIGA EBA: 2001-2003

Aún era la cuarta categoría del baloncesto nacional, pero el ascenso a la liga EBA, en el año 2001 y tras sólo una temporada en Interautonómica, fue el que provocó que muchos focos se volvieran a alumbrar al baloncesto riojano, sin noticias a escala nacional durante la última década.

El Clavijo, ya entonces Caja Rioja, jugó dos años en aquella categoría, donde se puede afirmar que recuperó al fin el gancho de su público, que cada 15 días llenaba las gradas de Lobete. En esos dos años, el club evolucionó en la zona media alta de la tabla, cruzándose entre otros con los filiales de equipos ACB como Pamesa Valencia, Estudiantes o Real Madrid; y presentando como argumentos una plantilla casi enteramente riojana, con nombres como los aún en activo Pedro Sanfrutos o Sergio Rodríguez. Por supuesto, no cabe olvidar que en esos dos años, el gran timonel del equipo y gancho para la afición fue nada menos que Salva Díez, el jugador riojano más laureado del baloncesto nacional, y que cerró su extensa carrera sobre las canchas dirigiendo a aquel Caja Rioja en EBA, que en su segunda temporada se permitió además el ‘pedigree’ de contar de nuevo con jugadores extranjeros (los ingleses Mills, Collins y Clark; y el ruso Lebedev).

EL DECANO DE LEB 2/PLATA, CRECIENDO HACIA EL SUEÑO: AÑOS 2003-2011

Ocho largas temporadas ha tenido que esperar la ciudad de Logroño para cantar el ansiado ascenso a la Adecco LEB Oro, la antesala de la ACB y la quinta liga más potente de Europa. Para llegar a ese punto, ha mediado una época de desarrollo pausado y paciente en LEB Plata, la tercera liga española, desde los años de dificultades, pasando por el asentamiento y las desilusiones a las puertas, y al fin el ansiado ascenso, el histórico 8 de abril de 2011.

El asalto a la LEB Plata (entonces LEB2) llegó en la temporada 2003/2004, cuando el Caja Rioja accedió ocupando una plaza vacante, entrando así de lleno en el baloncesto profesional. Fue un año de cambios y novedades en torno a un  club y una ciudad volcados con el baloncesto. Hechos como la mudanza del vetusto Lobete al flamante Palacio de los Deportes de La Rioja o la formación de una plantilla enteramente profesional, atestiguaron que empezaba una nueva etapa.

Y arrancó de la mejor manera: contra pronóstico, el Caja Rioja se convirtió aquella temporada en el gran animador de la liga, ocupando la cuarta plaza a final de temporada (empatado a victorias con el primero) que le permitió disputar play off de ascenso y, lo más importante, la histórica consecución de la Copa LEB 2, en un fin de semana histórico en febrero de 2004, en el que como anfitrión, el Clavijo derrotó a los favoritos Autocid Burgos y Rosalía. Nombres recordados como los de Ulises Déniz, Chus Aranda, DeCarlo Deveaux, Ronald de Gray o José Manuel Coego lideraban aquella ilusionante plantilla.

La ‘vuelta a la realidad’ se produjo en los años inmediatos, que pasaron a ser de sufrimiento por mantener la categoría. Fue a mediados de la temporada 2004/2005 cuando Chus Gutiérrez abandonó el banquillo riojano por la mala dinámica liguera, ocupando su lugar uno de los nombres que mejor explican el éxito posterior del Clavijo: Jesús Sala, entonces un joven entrenador de apenas 26 años que se hacía cargo del equipo, inicialmente de forma provisional. Como anécdota, en aquella temporada pasó también por Logroño el único jugador NBA  que ha vestido la camiseta azúl y blanca: Todd Liedemann.

Con Sala consolidado en el banquillo, en los años posteriores el equipo fue mejorando sus prestaciones, hasta volver a probar las mieles del play off de ascenso a partir de la temporada 2006/2007. Llegaron en aquellos años los Stevie Johnson, David Navarro, David Mediano, Chufi Rodríguez o Juan Herrero, hoy capitán con siete temporadas en el club; y se produjo el debut de un imberbe Borja Arévalo, luego campeón de Europa en 2011 con la selección española U20.

A partir de la temporada 2008/2009, el Caja Rioja dio un paso más, para consolidar entre los firmes aspirantes al ascenso a un club que recibió además el título honorífico de ‘decano’ de la categoría. Sin embargo, los primeros intentos dejaron el agridulce regusto de quedarse a las puertas, como fueron los casos de la Final a 4 de Fuenlabrada (08/09) o la derrota en semifinales ante Huesca (09/10).

EL SUEÑO HECHO REALIDAD, EL ASCENSO A ADECCO LEB ORO:  2010-2011

La temporada 2010/2011 fue al fin la de la culminación de un largo camino. En un año de baloncesto rápido, atractivo y anotador, los de Jesús Sala se alzaron con el título de Campeones de Adecco LEB Plata, tras firmar una trayectoria casi inmaculada en liga regular, con sólo tres derrotas en 28 partidos, lo que valió el ascenso directo tras la friolera de 25 semanas en lo más alto de la clasificación. Un año histórico al que se sumó la consecución de la Copa LEB Plata, de nuevo en Logroño y esta vez con el River Andorra como rival. El bloque de los últimos años, con los Borja Arévalo, Pitu Molina, Quique Suárez, Sidao de Santana, Chufi Rodríguez, Juan Herrero y Alfredo Ott, daba el salto de calidad decisivo con Matt Witt, David Mesa y Kyle Swanston. En un año histórico y para recordar, esos diez nombres hicieron realidad el anhelado sueño del ascenso, refrendado posteriormente en los despachos con el apoyo de las instituciones (Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logroño) y empresas riojanas, Caja Rioja y Knet & Éniac, que para el año 2011 toma el relevo como patrocinador principal del club.

La temporada 2011/2012 marca así la consecución del sueño de alcanzar la importante cota que representa la Adecco LEB Oro, la quinta liga más fuerte de Europa, y que esta temporada contará con hasta nueve equipos con pasado en la ACB. El Club Baloncesto Clavijo, 44 años después, cumple un sueño  que sin embargo no es el fin de un camino, que en el medio plazo sigue mirando hacia cotas aún más altas, como siempre desde la humildad, la paciencia y la ilusión de un puñado de entusiastas del baloncesto, como es el caso de la nueva Junta Directiva que encabeza Juan Bernabé como presidente, y que cuenta además con Manolo de Miguel como presidente de Honor y Salva Díez como hombre encargado de las relaciones externas en materia deportiva.

El club sigue sin perder de vista sus orígenes: actualmente unos 500 niños militan en los distintos equipos de categorías inferiores. Una cantera que asegura el mejor futuro.